Cómo sobreví la UNED

uned

Elegimos esta universidad básicamente por la flexibilidad de horarios, pero ¿qué pasa cuando perteneces a ella? Te cuento mi experiencia en la mayor universidad de España:

¿Por qué elegimos estudiar en la UNED?

En mi caso, trabajando y con niños, era sin duda la única opción. La UNED me ofrecía ir a clase justo en horarios en los que ya había acabado mi jornada laboral, además, mis primeros exámenes, los del curso de acceso, fueron un sábado, por lo que fue bastante fácil decidirme.

9 técnicas para optimizar tu estudio

9-tecnicas-optimizar-estudio

9 técnicas de estudio que funcionan

Una vez que ya hemos pasado la travesía de elegir la carrera y asignaturas que queremos estudiar, es hora de ponerse en serio y por ello queremos daros algunos consejos para que vuestro estudio fluya mejor:

1.- Organiza tu estudio. Divide el tiempo que tengas entre los temas a estudiar y deja siempre tiempo para repaso. Por ejemplo, si tu asignatura consta de 12 temas, primero intenta saber cuánto tardas en estudiar un tema. Si fuera una semana, necesitarías 12 para acabar con la asignatura, pero es mejor que uses 10 y dejes 2 para repasar. Sobre todo en la UNED es importante hacer exámenes de años anteriores. Así que el primer paso es la organización.

2.- Trata de estudiar cuando tu cuerpo tenga más fuerzas. Esto suele ser por la mañana, una media hora después de habernos levantado. Siempre después de un buen desayuno que cargue bien las pilas. Hay gente que prefiere estudiar por la noche, o sencillamente no puede elegir. Pero en caso de que sí pueda hacerlo, la mejor opción será de mañanas.

3.- Busca un sitio agradable. Es importantísimo que estudiemos en un sitio que tenga todas las comodidas y no nos referimos al sofá de casa. La mesa ha de ser amplia, la silla cómoda y la luz adecuada. Si usas un flexo, un truco es no ponerlo detrás de la mano con la que escribes pues te hará sombra en el cuaderno y eso es molesto.

4.- Quita de tu alcance todas las posibles distracciones. El móvil es el principal enemigo cuando tratamos de concentrarnos, ¿o no es cierto que si lo tenemos cerca tenemos el hábito de consultarlo cada pocos minutos? El Whatsapp, las redes sociales, la tv, etc, son distracciones que nos pueden sacar del estudio fácilmente y ya sabéis lo que cuesta volverse a concentrar, así que ¡tecnología fuera!

5.- Una vez que estamos frescos, cómodos y sin distracciones, hay que empezar a ejecutar objetivos. Márcate objetivos SMART, ya sabes, específico, medible, realizable, realista y limitado en tiempo. Es bueno tener un calendario con los temas a estudiar cada semana y dentro de cada día, antes de empezar, saber cuánto tenemos de tareas hoy. A veces acabarás antes, otras después, pero es vital que cuando hagas descansos y que cuando acabes, aunque tengas más ganas no sigas, puesto que la mente necesita cambiar de actividades. Si has cumplido con el objetivo diario, ¡toca disfrutar de otras cosas!

6.- Lectura rápida. El que tengas un hábito de lectura siempre ayuda a ser más ágiles con el estudio. Si todavía no has empezado a estudiar, comienza a leer libros y haz ejercicios de velocidad. Estos pueden ser por ejemplo, cronometrarte la lectura de 10 páginas y repetir hasta conseguir bajar el tiempo.

7.- Una vez que tenemos una buena velocidad lectora y que lógicamente comprendemos lo que estamos leyendo, los siguientes pasos son subrayar y hacer esquemas. Es muy importante ir subrayando en la primera lectura, los conceptos más importantes para más tarde plasmarlos en esquemas que harán que nuestro cerebro se quede mejor con el estudio. Con todo esto, practica con ejercicios de exámenes de años anteriores. Verás como poco a poco va entrando y ¡avanzas muy rápido!

8.- Estudia en grupo. Busca amigos u otros estudiantes que estén haciendo la misma carrera que tú. Puedes quedar con ellos a través de Internet, o si son de tu misma ciudad, pues mejor. Es muy interesante intercambiar dudas con ellos, y te darás cuenta de cuánto te ayudan porque son personas con tus mismos objetivos.

9.- Usa las herramientas que la UNED pone a tu disposición. Al ser una universidad a distancia, hay que hacerse rápido con el uso de estas tecnologías, de formas que podamos aprovecharlas. La comunicación con los profesores ha de ser constante, aunque a veces ellos no contestan con mucha fluidez, nuestras dudas tienen que ser enviadas cada vez que surjan.

¿Y tú, qué técnica usas?

Cómo elegir las asignaturas más adecuadas

asignaturas-uned

Ya se han acabado los exámenes y muy probablemente estemos pensando ya en la configuración del próximo curso. Mientras nos llegan las notas, podemos ir viendo qué asignaturas cogeríamos para el siguiente año, así que ahí van algunos consejos:

1.- No des por hecho que has aprobado o suspendido alguna asignatura. Hasta que no tengas las notas, ¡nunca se sabe!

2.- Cuando ya tienes claras las asignaturas aprobadas en el curso anterior, o si empiezas desde cero, es conveniente seguir el orden que el equipo docente propone en la guía de cada asignatura, ya que algunas asignaturas de cursos avanzados requieren tener ciertos conociemientos que se dan en las de cursos más bajos.

3.- Es preferible no pecar por exceso, así que organízate bien, calcula las horas que puedes estudiar y haz un cálculo de cuántas asignaturas puedes coger. Ten en cuenta factores como: tiempo libre (de todo el curso), conocimientos de cada temario (puedes necesitar ir a academias y esto te llevaría un tiempo extra) y temario de las asignaturas, ojo porque algunas con libros pequeñitos te pueden sorprender y ser más tediosas de lo que parecen. Una vez todo calculado, si tienes dudas, más vale que te examines de una menos ¡que de una más!

4.- Por último, intenta buscar a compañeros con los que puedas estudiar, que tengan el mayor número de asignaturas que tú. Esto hará que tengas el apoyo de alguien cercano con tus mismos objetivos. Ya sabes, ¡la unión hace la fuerza!

Esperamos que hayas tenido suerte en los exámenes y que ¡cada vez tengas menos asignaturas!

¡Ánimo y a por todas!

5 errores que cometemos en los exámenes

errores al hacer un examen

Hace poco escribimos acerca de los consejos para afrontar los exámenes, pero también está bien saber cuáles son los típicos errores que cometemos en los exámenes, para no volver a caer en ellos.

1.- No poner nuestro nombre.

Recuerdo una vez que acabé un examen muy importante, y estuve tan concentrado en contestar correctamente, que no supe si había puesto el nombre. Caí en ello una vez estaba llegando a casa. Bueno, la neura fue tal que volví al centro y traté de hablar con los miembros de tribunal, pero no sirvió de nada, no quisieron buscar mi examen para ver si había puesto el nombre o no, así que me fui con el sufrimiento a casa. Al siguiente día notifiqué al equipo docente, los cuales no me contestaron y el sufrimiento continuó conmigo durante el mes en que tardaron en darme las notas. Nunca supe si al final lo había puesto o no, pero llegaron las notas y ahí estaba mi aprobado. No quiero que paséis por ese mal trago, así que os pido que lo primero que hagáis sea poner vuestro nombre en el examen. Aunque ahora está más controlado, lo mejor es no fallar en eso, ¡nunca se sabe!

Mnemotecnia

A falta de pocas semanas para que lleguen los exámenes, nuestra memoria empieza a estar algo saturada y necesita algunos truquillos para memorizar mejor.

Os dejamos un libro muy interesante sobre la Mnemotecnia, se trata de “Lo mejor de mnemotecnia” del Autor: Luis Sebastián Pascual.

Nuevos apartados en Todouned.com

Estos días hemos trabajado en nuevos apartados con información útil para l@s alumn@s de la UNED.

Estamos hablando de:

Ranking de Asignaturas:
En este ranking podrás comprobar qué asignaturas son las más fáciles o difíciles, ¡según tu estrategia de estudio! Recuerda que dentro de cada asignatura tienes la opción de votar su dificultad, de forma que, con la experiencia de tod@s l@s unedian@s, podamos tener un ránking que refleje la realidad de la dificultad de las asignaturas. ¡Te invitamos a que dejes tu voto y tus comentarios!